Somos Humaco, especialistas en la fabricación, venta y distribución de insumos, hules y refacciones para trabajos de mantenimiento industrial y automotriz.

En esta oportunidad te contamos cuales fueron los orígenes del hule. Dicho material también conocido como caucho, es una resina que se obtiene de la savia de la Castilla elástica, árbol de origen del sur de México y América central.

El hule natural o caucho era utilizado por los antiguos mexicanos desde antes de la llegada de los españoles en 1492, para fabricar las “pelotas” del Tlachtli u Ōllamalīztli, (náhuatl) o dicho en maya clásico: Pitz, es decir, el Juego de Pelota mesoamericano.

Los españoles lo llevaron a Europa, pero no pudieron lograr producir materiales impermeables como los que producían los nativos americanos.

Sin embargo, en 1736, el geógrafo y matemático francés, Charles Marie de La Condamine, compartió sus observaciones detalladas sobre los productos que fabricaban los nativos del Amazonas, junto con unos rollos del material, lo que generó enorme interés científico y comercial.

Pero fue hasta 1791, cuando el inglés, Samuel Repica, patentó y empezó a utilizar comercialmente la tela "waterproofing" (a prueba de agua). Él trató el caucho con trementina para conseguir esa propiedad impermeable.